Marcapáginas

Os presentamos los marcapáginas, ese elemento de lectura infravalorado por todos, pero que sigue perdurando en el tiempo. Porque aunque llegue el libro electrónico o doblemos la última página leída para saber por dónde vamos, finalmente todos acabamos usando estos productos, que si bien son sencillos nos resultan imprescindibles.

Podemos usar desde los más sencillos, usando post-it o tickets de la compra, es decir artículos no creados en su origen para dicha función hasta los marcapáginas más elaborados y artísticos. Nosotros aquí disponemos de una selección de todos ellos. Se la mostramos a continuación por si quisieran comprar alguno.

Última actualización: julio 19, 2019 3:08 pm

UN POCO DE HISTORIA

Los marcapáginas como tal se conocen desde el siglo XV, fabricados en vitela ya hacían su función en la señalización de la lectura en papiros que no solo marcaban la página de la lectura si no también la línea por la que se tenía que reanudar esta.

Posteriormente, en el siglo XVI se produce una evolución material y los marcapáginas pasan a ser fabricados en seda. Así continúan hasta el siglo XVIII y XIX en los que la seda comienza a desaparecer y ya en el siglo XX y hasta nuestros días, se vulgarizan siendo creados de papel y cartón y siendo soporte normalmente de todo tipo de publicidad.